Blog


You are here: The Worldwide Womb Blessing® > Resources > Articles > ¿Por qué ayudar a otras mujeres? ¿Qué ventaja tiene para mí?

¿Por qué ayudar a otras mujeres? ¿Qué ventaja tiene para mí?


Print Friendly, PDF & Email

Women helping womenObtienes:

  • Un ciclo menstrual sanado y equilibrado.
  • Una fase pre-menstrual sanada.
  • Un suave recorrido hacia la menopausia.
  • Lograr tus metas y sueños sin esfuerzo.
  • Amor.
  • Amor propio.
  • Felicidad.

Doncellas y Hechiceras desequilibradas

En el mundo moderno, los arquetipos femeninos dinámicos han dominado cómo nos comportamos y cómo pensamos. Las energías de la Doncella (arquetipo de la fase de pre-ovulación) son dinámicas, orientadas al ego y a lograr objetivos, independientes, corredoras de riesgos, sin empatía, estructuradas y enfocadas. Ella es la “triunfadora” – y cuando está fuera de equilibrio es la “triunfadora a cualquier costo”.

Demasiado dominante, ella no se preocupa por los sentimientos o necesidades de los demás; su objetivo es su sentido del éxito y su camino hacia este es su propósito de vida. Ese objetivo podría ser su carrera, su salud, apariencia, éxito, reconocimiento o dinero – pero con esta independencia viene el aislamiento, el miedo a la carencia y la vulnerabilidad de tener que valerse por sí misma. Y estos patrones dañinos crecen en el subconsciente para crear las energías dominantes de la Hechicera (arquetipo de la fase pre-menstrual). Una mujer con Hechicera dominante basa sus energías dinámicas no en avanzar sino en el miedo de no tener suficiente y de no ser suficiente, y en no aceptarse a sí misma lo suficiente.

Si nos fijamos en el mundo de las mujeres, las vemos competir como Hechiceras. Vemos mujeres heridas, abrumadas, vulnerables y des-empoderadas que buscan construir un lugar “seguro” con barreras, resistencia, aislamiento y lucha para protegerse a sí mismas y todo aquello que poseen. Ha desaparecido el florecimiento de las mujeres y el abrazar los aspectos positivos de sus energías y vida. En estas Hechiceras, el ego está fuera de equilibrio y el plano subconsciente no es más un ámbito de inspiración, intuición espiritual, creatividad, sino un ámbito de patrones de miedo y autocrítica. En sus acciones en sus acciones entre nosotras y hacia los demás vemos el reflejo de la herida que la sociedad y la crianza les ha generado.

¿Cómo podemos calmar a la Doncella y la Hechicera dentro de nosotras y comenzar a sanar nuestros ciclos y nuestra abundancia y bienestar?

¿Cómo podemos crear éxito de una manera amable e integral sin el aislamiento, el miedo y la lucha constante en cada paso hacia adelante?

La respuesta está en nuestro ciclo.

Entre las energías de la Doncella en la pre-ovulación y las energías de la Hechicera en la fase pre-menstrual experimentamos las energías tranquilas y radiantes del arquetipo de la Madre y la fase de la ovulación. Las energías de la Madre se expresan en nosotras a través de las relaciones con el mundo y con las personas.

A través de compartir y cuidar, ella trae equilibrio y armonía a las energías dinámicas del ego. Ella nos muestra que no estamos diseñadas para estar solas, sino que nuestro propósito es ser personas individuales dentro de una relación amorosa entre nosotras y con el mundo. Se ha demostrado en general que cuando ayudamos a otros experimentamos bienestar. Entonces, ¿por qué pelear con otras mujeres, sentir celos de ellas, competir con ellas, si podemos sentirnos bien ayudándolas? ¿Por qué escucharíamos los patrones de carencia de la Hechicera cuando podemos escuchar los patrones de abundancia y flujo de la Madre? ¿Por qué resistiríamos el abrazo y la seguridad de la Madre, cuando todas podemos sentarnos en su regazo?

Para sanar a la Doncella y la Hechicera dentro de nosotras mismas, para sanar nuestro ciclo menstrual y en particular nuestra fase pre-menstrual de la Hechicera, necesitamos encarnar las energías de la Madre y tener una actitud de ser compañeras de otras en su camino de vida. Al caminar juntas, ellas nos apoyan a nosotras y nosotras a ellas. A algunas de las mujeres con las que caminemos las conoceremos personalmente y otras serán extrañas, pero juntas creamos un ambiente de amor, seguridad, de tener suficiente y de ser suficiente. La Womb Blessing sigue este camino en todos los niveles.

La Madre nos recuerda que lo que damos vuelve a nosotras. No suele ser una respuesta directa, pero cuando ayudamos a otras, somos ayudadas por otras. También podemos participar activamente en “cadenas de favores” – donde hacemos algo para ayudar a alguien en anticipación de que alguien más haga algo para ayudarnos a nosotras. La Madre nos recuerda que dar a las demás, también es darnos a nosotras mismas. Y cuando hacemos esto, trabajamos con energía amorosa, y el amor sana.

Así que, ¿qué pasa si tu Doncella y Hechicera siguen diciendo “pero qué obtengo a cambio”? entonces, aquí está la respuesta:

Tu ciclo menstrual comenzará a equilibrarse y sanarse.

Hay un regalo en todo, incluyendo en el dar.

Amor y abrazos

Miranda xx