Blog


You are here: The Worldwide Womb Blessing® > Resources > Meditación y Oraciones > Medita con los Arquetipos Femeninos durante el Aislamiento del Coronavirus: Fase de la Madre

Medita con los Arquetipos Femeninos durante el Aislamiento del Coronavirus: Fase de la Madre

This post is also available in: en hr fr it de pt-br pt-pt es

Print Friendly, PDF & Email

Meditación de la Madre (fase ovulatoria) para quienes se encuentran en aislamiento por el Coronavirus (Covid-19) 

By international women’s author and Teacher Miranda Gray

El aislamiento social y las restricciones debido al virus pueden ser muy desafiantes para los cuatro arquetipos femeninos y sus fases dentro del ciclo menstrual. Pero para el Arquetipo de la Madre, la falta de contacto físico para mostrar amor y cariño, la falta de interacción social con amistades y compañeros de trabajo, y la falta de participación dentro de una comunidad de la cual se sienta parte, puede ser particularmente difícil. También, en el caso de mujeres con niños confinados en el hogar, el Arquetipo de la Madre puede sentirse desgastado por las demandas de otros sobre su energía y tiempo, porque no está recibiendo la revitalización que le brinda la alegría de la interacción presencial social y creativa.

Es posible que no podamos salir de casa para socializar o para tocar a las personas con amor, pero podemos darle a la Madre lo que necesita en la meditación. Podemos traerle a su comunidad “en persona”, la alegría de crear cosas junto a otros, la sensación de ser tocada y de tocar. Cuanto más la Madre sienta en la meditación, más profundo será su bienestar.

Para crear una fase ovulatoria equilibrada, 
simplemente lee la Meditación de la Madre en la fase.

Meditación de la fase de la Madre

Preparación:

No necesitas nada especial para hacer esta meditación. Sin embargo, es agradable colocar una imagen o un objeto frente a ti que represente las energías de la Madre / fase ovulatoria / verano / luna llena. Quizá también te gustaría vestirte con algo que exprese a tu Madre Interior.

Meditación:

Cierra los ojos y trae tu conciencia a tu cuerpo.

Toma una respiración profunda y ve, siente o imagina que estás parada frente a un árbol antiguo. Sus ramas se estiran sobre ti y sus hojas verdes te protegen del sol. Debajo de tus pies, grandes raíces tejen un complejo patrón sobre la tierra.

Entre dos raíces emerge un pequeño manantial, y el canto del agua junto con la melodía de los pájaros sobre las ramas llenan el aire.

Toma una respiración profunda, sonríe y siente que has vuelto a casa.

(Pausa)

Al pie del árbol hay una mujer sentada sobre una manta lujosamente bordada. Viste una simple túnica, y su largo cabello oscuro está sostenido por una corona de flores veraniegas. Dos niños se sientan junto a ella sobre las raíces del árbol, jugando con un gatito rayado naranja y blanco. 

La mujer se pone de pie, y sonriendo, camina hacia ti, abriendo los brazos para darte la bienvenida. 

Mientras te abraza, sientes que su amor te rodea y te relajas en sus brazos.

Respira profundo y permite que toda la tensión se desvanezca en la sensación de ser sostenida con profundo amor.

Descansas tu cabeza contra ella, y sabes que estas siendo sostenida por la Madre de Todo.

(Pausa)

La Madre te ayuda a sentarte en la alfombra y los niños colocan al gato en tu regazo. Acaricias su suave pelaje, sintiendo su feliz ronroneo vibrando a través de su cuerpo. Por un momento, disfrutas de la simplicidad de acariciar al gato y de sentir que su gozo se expande a través de tu corazón y tu cuerpo.

(Pausa)

El sonido de la música anuncia la llegada de un pequeño grupo de hombres y mujeres de una aldea cercana. Riendo y bromeando, preparan un hermoso banquete en las raíces del árbol y te dan la bienvenida mientras trabajan.

Pronto aparece una pequeña fogata, y una mujer te pregunta si te gustaría ayudar. Te unes a las otras mujeres preparando platillos, escuchando mientras comparten las historias de su día. Tu corazón se abre, sintiendo la conexión con estas mujeres y que eres parte de una hermosa y acogedora comunidad.

(Pausa)

A medida que la comida se cocina y el sol comienza a ocultarse, los músicos comienzan a tocar. 

Las chispas del fuego se elevan hacia el cielo oscuro y eres rodeada por voces que cantan antiguas canciones sobre la vida.

Relajada y contenta, con un plato de buena comida y el gato durmiendo acurrucado en tu regazo, sabes que estás rodeada de buenas personas y que eres parte de su comunidad y su amor.

Relájate en esta energía y este sentimiento sagrado durante el tiempo que necesites.

Cuando estés lista para dejar esta meditación. 

Ofrece tu gratitud y amor a la Madre y a las personas que te rodean por el bienestar que has recibido.

Presta atención a cualquier consejo que recibas.

Lleva tu conciencia a tu corazón, respira profundo, sonríe, abre los ojos y trae la energía de la Madre al mundo.

Lea las otras Meditaciones Arquetipo durante su Aislamiento de Coronavirus: Doncella, Hechicera y Crone.

This post is also available in: en hr fr it de pt-br pt-pt es