Blog


You are here: The Worldwide Womb Blessing® > Resources > Meditación y Oraciones > Medita con los Arquetipos Femeninos durante el Aislamiento del Coronavirus: Fase de la Doncella

Medita con los Arquetipos Femeninos durante el Aislamiento del Coronavirus: Fase de la Doncella

This post is also available in: en hr fr it de pt-br pt-pt es

Print Friendly, PDF & Email

Meditación de la Doncella (fase pre-ovulatoria) para quienes se encuentran en aislamiento por el Coronavirus (Covid-19)

Por la autora internacional de mujeres y Maestra Miranda Gray.

Dependiendo de dónde vivimos en el mundo, podemos ser afectadas por las restricciones del virus y el aislamiento de diferentes maneras. No ser capaces de salir al exterior a sentir y expresar las energías físicas dinámicas y renovadas de nuestra Doncella durante la fase pre-ovulatoria puede generar sentimientos de frustración y energía atrapada. No ser capaces de experimentar la inmensidad de nuestro propio sentido de identidad en un mundo lleno de espacio y potencial, puede hacernos sentir restringidas y limitadas. 

Quizá no podamos salir físicamente al exterior, pero sí podemos liberar a la Doncella a través de la meditación, para sentir sus energías y expresarlas. Y mientras más detallada sea la visualización, más feliz será la Doncella, porque también estaremos ejercitando sus poderes intelectuales de súper atención.

Para crear una fase pre-ovulatoria equilibrada,
simplemente lee la Meditación de la Doncella en esta fase.

Meditación de la fase de la Doncella

Preparación: 

No necesitas nada especial para hacer esta meditación. Sin embargo, es agradable colocar una imagen o un objeto frente a ti que represente las energías de la Doncella / fase pre-ovulatoria / primavera / luna creciente. Quizá también te gustaría vestirte con algo que exprese a tu Doncella Interior.

Meditación:

Cierra los ojos y lleva tu consciencia a tu cuerpo. 

Toma una respiración profunda e imagina que la luz del sol ilumina tu rostro. Siente la cálida fuerza vital que proviene del sol. 

Ve, siente o imagina que estás de pie sobre una colina redondeada; bajo tus pies el pasto es verde y suave. Sobre ti el cielo es de un hermoso color azul, y a lo lejos ves pájaros jugando en la brisa.

Frente a ti se extiende un paisaje de suaves colinas, de pequeños bosques y prados llenos de flores.

Tomas una respiración profunda, extiendes los brazos hacia cada uno de tus lados, y te sientes libre.

Di mentalmente “¡Soy libre!”

(Pausa)

Sientes tu aura expandiéndose hacia el lejano horizonte, y percibes alas de energía que se extienden desde tus brazos y tus dedos. Siente la inmensidad de tu persona, y sonríe.

(Pausa)

Toma una respiración profunda y permite que toda resistencia en tu cuerpo se desvanezca. Deja ir la tensión que te retiene, que te vuelve pequeña y te limita.  Eres libre ahora, y tan vasta como el horizonte. 

Y a medida que te expandes hacia afuera, siente energía, alegría y felicidad fluyendo a través de ti. Ésta eres tú.

Comienzas a caminar colina abajo a lo largo de un pequeño arroyo que fluye entre los árboles. El viento sacude las hojas, que susurran mientras caminas bajo ellas.

Pero caminar no es suficiente para expresar la alegría que sientes, ¡así que comienzas a correr y a bailar y a saltar! Sientes el ritmo de tus pies sobre la tierra, el sol sobre ti y el viento a tu alrededor. Mientras corres y danzas te relajas en el rito y te sientes conectada a las energías de la Tierra y la Naturaleza. 

(Pausa)

Todo es bueno.

Todo está bien.

Tu cuerpo se mueve con libertad y alegría, y te sientes bendecida con sanación y bienestar.

(Pausa)

Corres por los prados de pequeñas flores amarillas, rosas y azules, hasta que te detienes una vez más en lo alto de la colina. 

Esta vez hay terraplenes y excavaciones a tu alrededor, y sabes que te encuentras en un antiguo espacio sagrado. Dibujada con tierra caliza blanca hay una imagen de la Divinidad Femenina en su forma dinámica de cazadora.

Estira tus brazos físicos tan lejos como puedas, con las palmas de tus manos mirando hacia arriba, y siente la energía de la Doncella fluyendo a través de ti, trayendo vida, felicidad, bienestar y una sensación de libertad y alegría.

(Pausa)

Relaja tus brazos, y permanece en este sitio sagrado tanto tiempo como desees. 

(Pausa)

Cuando estés lista para terminar esta meditación.

Recoge unas cuantas flores silvestres de tu alrededor y colócalas en el grabado de la Doncella con gratitud y amor.

Presta atención a cualquier consejo que recibas.

Ahora toma una respiración profunda, sonríe, abre tus ojos, estírate – y trae la energía de la Doncella al mundo.

Lea las otras Meditaciones Arquetipo durante su Aislamiento de Coronavirus: Madre, Hechicera y Crone.

This post is also available in: en hr fr it de pt-br pt-pt es