Blog

La Bendición del Útero – Para darnos la autosanación

This post is also available in: en hr fr it de pt-pt es

Print Friendly, PDF & Email

La historia de la primera mujer

La Primera Mujer se encontraba lavando ropa y mantas junto al río cuando apareció la Madre Luna (Moon Mother). La Primera Mujer tenía una pila de mantas que los Primeros Animales también le habían pedido que lavara. Se sentía cansada pero feliz.

La Moon Mother saludó a la Primera Mujer.

“Te he estado observando”, le dijo, “y tu Cuenco del Útero tiene poca energía”.

La Primera Mujer miró su Cuenco del Útero que reposaba en la parte inferior de su vientre y noté con sorpresa que emanaba una luz muy débil.

Moon Mother“Tengo un regalo para ti” dijo la Moon Mother, y posó las manos sobre la cabeza de la Primera Mujer.

Un bello rayo de luna fluyó desde las manos de la Moon Mother y bañó la cabeza de la Primera Mujer, su corazón hasta derramarse en su Cuenco del Útero. A medida que el cuenco se fue llenando, comenzó a irradiar una suave luz blanca de luna una vez más.

La Primera Mujer suspiró.

“Gracias, Moon Mother” dijo.

“Mi regalo está siempre disponible para ti cuando lo necesites”, sonrió la Moon Mother.

Unos días más tarde, después de ayudar al Clan de los Lobos con sus bulliciosos lobeznos, la Primera Mujer observó su Cuenco del Útero y notó que volvía a emanar poca luz de luna.

“Llénalo con mi luz de luna”, escuchó que la Moon Mother le susurraba. Entonces, la Primera Mujer se sentó en un mat y colocó sus manos sobre su Cuenco del Útero. Sintió su conexión con la tierra bajo sus pies y con la Moon Mother sobre su cabeza, y una bella luz de luna comenzó a fluir desde sus manos y llenó su Cuenco del Útero.

Fue una semana llena de actividades y la Primera Mujer sintió que iba a tener que enfrentarse a muchos desafíos.

“Llena tu corazón con mi amor” escuchó el susurro de la Moon Mother en su interior.

Y la Primera Mujer colocó las manos sobre su pecho y una hermosa luz de luna comenzó a fluir desde sus manos y llenó su corazón.

Esa noche, cuando la Primera Mujer se acurrucó bajo su manta, su mente se llenó de preocupaciones. No podía dormir. Una vez más escuchó el susurro de la Moon Mother.

“Colócate las manos sobre la frente, y llénala con mi paz”.

La Primera Mujer se colocó las manos sobre la frente y la luz de luna comenzó a fluir desde ellas, y llenó su cabeza de una luz gentil. 

Y luego se durmió.

 

¿Qué podemos hacer por nosotras?

La energía de la Bendición Mundial del Útero es un regalo de Amor y Luz de la Divinidad Femenina. Pero no es simplemente un paquete de energía que nos entregan, es un proceso de “conexión” o “sincronización” con una bella energía que siempre está allí para que la usemos. El término en inglés para crear una conexión a una vibración específica de energía es “attunement” (sintonización), y cada Bendición del Útero es una “sintonización”.

En la historia de la Primera Mujer, la Moon Mother no solo le entrega a la Primera Mujer una única sanación para su Cuenco del Útero, sino en cambio empodera a la Primera Mujer para que pueda conectarse con su luz de luna siempre que necesite ayuda y sanación.

Después de que recibimos una Bendición del Útero individual o una Bendición Mundial del Útero (sintonización), podemos conectarnos con esta energía para nuestra autosanación personal y para restaurar nuestra energía del centro del útero siempre que lo necesitemos. Cuantas más sintonizaciones recibimos, más energía experimentamos.

 

Contacta a una Moon Mother para recibir una Bendición del Útero individual y registrarte para la próxima Bendición Mundial del Útero.

 

Una simple autosanación después de recibir la Bendición del Útero:

 Para tu útero

Siéntate con las manos sobre tu centro del útero.

Imagina una enorme Luna Llena en la parte inferior de tu vientre, que llena tu útero con una hermosa luz blanca plateada.

Mientras lo haces, la energía fluirá naturalmente y tal vez la sientas en tus manos y tu útero como una sensación física. No todas sienten la energía cuando fluye, cada persona tiene su propia experiencia de la energía.

¡Relájate y disfruta!

Al finalizar, agradécele a la Divinidad Femenina por la sanación que te ofrece.

Para tu corazón:

Siéntate con las manos sobre tu centro del corazón.

Imagina una enorme Luna Llena en la parte superior de tu cuerpo, que llena tu centro del corazón con una hermosa luz blanca plateada. Mientras lo haces, la energía fluirá naturalmente. Siente o imagina que la energía fluye desde tus manos.

¡Relájate y disfruta!

Al finalizar, siente gratitud ¡y sonríe!

Para traer paz:

Siéntate con las manos sobre tu frente.

Imagina una enorme Luna Llena sobre tu cabeza, que te llena por dentro con una hermosa luz blanca plateada.

¡Relájate y disfruta!

Al finalizar, siente gratitud ¡y sonríe!

 

Ten en cuenta:

Tú no puedes dar una Sintonización de la Bendición del Útero hasta que no te hayas capacitado en un taller para ser una Moon Mother autorizada de Nivel 1 y te encuentres en la vibración de una Moon Mother de Nivel 1.

This post is also available in: en hr fr it de pt-pt es