Blog

¡Algunas preguntas sobre la Womb Blessing respondieron!


Print Friendly, PDF & Email

Nos complace compartir con toda la comunidad Womb Blessing® esta entrevista realizada por la Moon Mother Mayella Almazan con Miranda en enero de 2019. Mayella es actualmente una Tejedora del equipo de Coordinación para Irlanda de la Womb Blessing® y Moon Mothers®. También será una Maestra calificada para el Nivel 1 de Moon Mother®. Esta entrevista ha sido una oportunidad fantástica para explicar algunos puntos básicos que le dieron a Miranda la inspiración para crear la Womb Blessing® … también Miranda explica la diferencia entre «ser la originadora» (originator en el original en inglés sin traducción exacta en español) y «ser la creadora». ¡Así que lee y disfruta!

Hola Miranda, muchas gracias por esta entrevista.

Primero, me gustaría preguntarte por qué crees que los temas de la feminidad, ciclos menstruales y la divinidad femenina se han vuelto tan populares. En ese sentido, ¿lo viste venir o fue solo una coincidencia fortuita que comenzaras a compartir la Womb Blessing cuando este interés mundial comenzó a crecer y expandirse? 

Miranda Gray

Miranda: He estado trabajando para ayudar a las mujeres a entender sus energías femeninas, su naturaleza cíclica y su espiritualidad femenina durante muchos años. Mi primer libro, Luna Roja, se publicó en 1994, pero a fines de la década de 1990 y durante la década de 2000, el interés por las energías y la espiritualidad femenina había disminuido. No fue hasta hace aproximadamente ocho años que hubo una chispa de interés nuevamente, y esa chispa se ha convertido en un incendio en todo el mundo.

Gran parte de mi trabajo se crea antes de que las mujeres estén listas para ello. Por ejemplo, The Optimized Woman (publicado en español como Las cuatro fases de la Luna Roja) se publicó por primera vez en 2009, y solo ahora las mujeres están descubriendo el libro y los beneficios de aplicar los conceptos e información a su vida diaria y laboral. Así que a lo largo de los años he aprendido a ser paciente y dejar que las cosas fluyan en su propio tiempo.

El deleite y la sorpresa para mí cuando lancé por primera vez la Worldwide Womb Blessing en 2012 fue que ¡las mujeres estaban listas! Sin embargo, creo que esta preparación para la Womb Blessing no provino de un paso consciente hacia el despertar femenino, sino de la conciencia de que algo fundamental faltaba en sus vidas, y de que había un sentimiento de no estar completas y no sentirse realizadas. Este sentimiento quizás creció a partir de los años en que el interés espiritual en las energías femeninas era bajo, o tal vez de la creciente tecnología que vinculaba a las mujeres en todo el mundo, lo que les permite compartir sus experiencias, pero también crea más y más expectativas de que las mujeres sean iguales a los hombres.

Estoy convencida de que las mujeres han llegado a un momento en que sienten que les falta algo en la vida moderna y que están buscando sentirse realizadas. En su búsqueda se están dando cuenta de que para estar satisfechas necesitan amar y vivir su naturaleza cíclica.

 

Hablas mucho sobre la importancia del ciclo menstrual en la vida de las mujeres en tus talleres y libros. Algunos podrían decir que al centrarse tanto en el impacto de una función biológica en la vida de las mujeres, estás privilegiando la herencia biológica de las mujeres e ignorando la influencia cultural o social en nuestros estilos de vida y opciones. ¿Qué le dirías a eso?

Miranda: ¡Una pregunta realmente interesante y que hace reflexionar!

En mi trabajo, siempre comienzo con un diagrama conceptual basado en el ciclo biológico de las hormonas – pero siempre digo que mi trabajo no se centra en la biología sino en la experiencia de las mujeres. Es la experiencia de quienes somos lo que importa, y para las mujeres con un ciclo menstrual, su experiencia de vida está influenciada por su ciclo. Dices que la cultura y la sociedad influyen en las mujeres, lo que sí ocurre, pero la naturaleza cíclica de las mujeres también afecta a la cultura y la sociedad, incluso si no somos conscientes de ello. El ciclo menstrual afecta todos los aspectos de una mujer: sus energías físicas, sus sentimientos, su creatividad, sus energías sexuales. Lo más importante es que afecta su percepción de una fase a la siguiente. La forma en que una mujer percibe el mundo y a sí misma en una fase cambia con la siguiente fase, y esto se debe a un cambio en su nivel de pensamiento natural dominante. Dondequiera que haya mujeres, existe el efecto del ciclo menstrual, por lo que el ciclo afecta a nuestra cultura y sociedad, ya sea que nos demos cuenta o no.

Sin embargo, la influencia de la sociedad ha sido masculino-dominante durante miles de años, y su enfoque ha impactado en la vida de las mujeres y en la forma en que perciben su feminidad. O bien ha denigrado la naturaleza cíclica de las mujeres, o la ha ignorado, o ha tratado de reprimirla. Las mujeres sienten y notan los cambios en sí mismas, pero si no hay una explicación social validada positiva para lo que están experimentando, entonces la interpretación de sus experiencias es que algo está mal y debe ser arreglado. Sin embargo, la causa del problema es la percepción de la sociedad, y la mujer no tiene nada malo para arreglar.

¡Así que para responder a tu pregunta! Yo diría que la sociedad dominada por el pensamiento masculino ha tenido un gran impacto en nuestro estilo de vida y en nuestras elecciones, y que es hora de que las mujeres reconozcan que esta influencia ignora o resiste las increíbles capacidades y habilidades que tienen como seres cíclicos, y que cuando comprendan y acepten su naturaleza cíclica y la expresen al mundo entonces no solo se sentirán fieles a quienes son, sino que también ofrezcerán al mundo lo mejor de lo que son. La situación no es exclusiva: la naturaleza cíclica de las mujeres tiene un papel que desempeñar en el desarrollo consciente de la sociedad y la cultura.

 

También usas mucho la frase «feminidad auténtica». ¿Qué quieres decir con eso? ¿Puede haber una comprensión o concepto global de cómo se ve la feminidad auténtica para todas las mujeres o esto puede ser algo personal y único para cada persona? 

Miranda: Utilizo el término ‘feminidad auténtica’ para describir cómo las mujeres experimentan su feminidad sin la influencia de un marco de referencia lineal / masculino.

Cada mujer tiene una experiencia única de su ciclo menstrual; sin embargo, hay cosas que las mujeres tienen en común, independientemente de la cultura o la sociedad en la que han sido educadas. Estas experiencias provienen de la conciencia de nuestro cuerpo, la forma en que interactuamos con el mundo y la forma en que pensamos y sentimos. Esta es nuestra «feminidad auténtica», una experiencia directa del mundo y expresión en el mundo que se deriva de la conciencia de quiénes somos. Así que la feminidad auténtica tiene un nivel que todas las mujeres comparten, y esto nos da la oportunidad de crear una empatía, comunicación y relaciones más profundas entre mujeres de diferentes orígenes. Pero la forma en que traemos esa feminidad auténtica al mundo está determinada por nuestra individualidad, por nuestra comprensión, por nuestra mitología interna que creamos para comprendernos a nosotras mismas, por nuestra educación y por lo que nuestra sociedad nos permite hacer.

 

A algunos colectivos o movimientos de mujeres se les suele culpar por ser solo para la élite, y en particular para las mujeres blancas de clase media.  ¿Hay un país o países donde este trabajo es más popular que en otros? ¿Dirías que la comunidad de la Eomb Blessing se refleja en esta crítica?

Miranda: La visión de la Womb Blessing es compartirla con tantas mujeres como sea posible en todo el mundo.

La Worldwide Womb Blessing tiene mujeres que participan en más de 150 países diferentes.  Tenemos mujeres que participan en países que van desde América Latina y América del Norte hasta África del Norte, de Europa a Asia y en islas pequeñas como la Isla de Pascua, las Islas Galápagos, la Polinesia y La Reunión.

La Worldwide Womb Blessing es gratuita para todas las mujeres, y cuando las mujeres no tienen acceso a Internet, intentamos ayudar a que esté disponible para ellas. Hemos tenido una aldea en África que no tiene lenguaje escrito así que las mujeres aprendieron las meditaciones de memoria para poder participar.

Cualquier «mujer», independientemente de su origen, religión, condición física, educación, idioma, origen étnico, orientación sexual, circunstancias económicas, ubicación y nacionalidad, puede participar en la Worldwide Womb Blessing. Y para ayudar a este objetivo, trabajamos con increíbles traductoras voluntarias para traducir la meditación de la Womb Blessing en la mayor cantidad de idiomas posible – cubrimos 16 idiomas en este momento.

Los países donde la Womb Blessing es actualmente más popular son los países de América Central y del Sur y los europeos con un idioma latino. Los países con menos interés son generalmente los países de habla inglesa. Sin embargo, esta imagen está cambiando a medida que más y más mujeres están explorando la Womb Blessing, así que yo diría ‘¡esperemos y veamos qué pasa después!

Otra observación común con respecto al desarrollo personal o los entrenamientos y talleres espirituales es que son demasiado costosos. ¿Has tomado, como «originadora» de la Womb Blessing, algunos pasos para hacer que este trabajo y el ofrecido por Moon Mothers sea accesible en todo el mundo? 

Miranda: La Worldwide Womb Blessing es gratuita para todas las mujeres, por lo que todas las mujeres tienen acceso a ella.

En respuesta a la primera Worldwide Womb Blessing, tuve muchas mujeres que pedían aprender cómo compartir la Bendición con las mujeres en persona. Todo lo que hago hace referencia de vuelta la visión de la Womb Blessing, y sentí que al crear Moon Mothers para dar una Womb Blessing Personal que la Bendición alcanzaría a más mujeres en el mundo.

Mi enfoque con los talleres de Moon Mother es hacerlos accesibles financieramente y reflejar la economía del país individual. Sin embargo, siempre hay una gran cantidad de gastos, especialmente para viajes de larga distancia, y en ocasiones los precios bajos de los talleres hacen que no podamos obtener suficientes estudiantes para pagar los gastos. Es importante para mí que la abundancia fluya, por lo que es injusto pedirle a una organizadora de taller que realice un taller y no reciba ingresos por su arduo trabajo. Así que tratamos de crear un equilibrio. Soy muy consciente de la diferencia en las expectativas culturales en todo el mundo y siempre escucho las recomendaciones de mis organizadoras locales. No me corresponde a mí dictar un precio, sino a escuchar la experiencia, el conocimiento y las sugerencias de la organizadora sobre lo que funcionará bien en su país.

También ofrezco plazas con tarifas reducidas a cambio de ayuda, y dos plazas con becas gratuitas en cada taller para mujeres que pueden no tener recursos financieros pero que se comprometen a intercambiar trabajo que beneficiará a la Womb Blessing y que a menudo lo llevará a nuevas áreas.

El taller Moon Mother es un taller para ‘practicantes’ y fue diseñado deliberadamente para apoyar a las mujeres a través de la oportunidad de recibir ingresos. No es un taller de desarrollo personal, por lo que las Moon Mothers pueden no solo recuperar sus cuotas de capacitación, sino también crear un ingreso continuo, muy importante para las mujeres que viven en países con entornos económicos difíciles.

 

Y en relación con la pregunta anterior, te llamas a ti misma la «originadora» de la Womb Blessing, en lugar de su creadora. ¿Cuál es la diferencia?

Miranda: Creo que me siento más cómodo con la palabra «originadora» porque siento que la Womb Blessing y la Comunidad de la Womb Blessing no es algo que yo «creara».

Desde luego, no empecé con el objetivo de crear la increíble comunidad internacional que tenemos hoy. La Womb Blessing vino a mí como una pequeña chispa de una idea. Puse esa chispa en el mundo y las mujeres del mundo respondieron y crearon una llama. Más mujeres pusieron ramas en la llama e hicieron una hoguera. Luego volaron chispas desde la hoguera, que son las Moon Mothers, las voluntarias de la Womb Blessing, las traductoras, las organizadoras de talleres y los Equipos de Coordinación. Y ellas salen al mundo y crean sus propias llamas y fuegos. Por lo tanto, me veo como una chispa de inspiración, y son las mujeres las que respondieron quienes son las «creadoras» de la Womb Blessing.

 

Miranda, la comunidad de la Womb Blessing se está extendiendo rápidamente por todo el mundo. ¿Sabes cuántas Moon Mothers hay en total? Y a medida que la comunidad llega más lejos, ¿cómo te aseguras de que todas las culturas y creencias espirituales / religiosas de cada país que visitas sean respetadas y honradas?  

Miranda: En el momento de este documento, somos 5,500 Moon Mothers en 61 países.

Para mí, una de las alegrías y desafío creativo es aprender sobre las diferencias culturales y tratar de encontrar maneras de satisfacerlas de manera inclusiva y sin aislarse del aspecto internacional de la comunidad. Creo que al trabajar con la Divinidad Femenina hay una herencia de comprensión en la que ella se expresa en muchas formas diferentes y es conocida por muchos nombres diferentes en todo el mundo. Solo tienes que mirar los objetos que las mujeres traen a mis talleres de diferentes religiones y espiritualidades para ver que incluso las mujeres modernas honran la diversidad de la espiritualidad femenina. Existe una comprensión inherente de que no hay un solo camino o una expresión de la divinidad. Entonces, tenemos mujeres que siguen las principales religiones, mujeres que tienen otros caminos espirituales y mujeres que caminan en su propia espiritualidad independiente. Es una expresión de la espiritualidad natural de las mujeres, y por esta razón existe un respeto genuino por las creencias y expresiones de creencias de las demás dentro de la comunidad.

Estoy en una posición muy privilegiada para tener un punto de vista mundial, pero esto no es único. Uno de los placeres de la Womb Blessing es conectarse con mujeres de diferentes culturas y países. En la mayoría de los talleres tenemos estudiantes que vienen de otros países, y esto ayuda a que todas se sientan parte de una familia global. Internet también reúne a mujeres de diferentes culturas, y existe una genuina curiosidad y un intercambio de idioma, cultura y espiritualidad. Me encanta ver el compromiso de las mujeres que viajan largas distancias para asistir a mis talleres, escuchar tres idiomas diferentes utilizados en la misma discusión y ver los múltiples antecedentes y creencias expresados. Siento que a medida que las mujeres despiertan a su feminidad auténtica, se están abriendo al mundo y a las mujeres que las rodean, y respetar la diversidad de las demás es una parte natural de lo que somos como mujeres.

 

Muchas gracias, Miranda por tu tiempo y por todas estas ideas. Espero verte en Irlanda en el Encuentro Internacional de Moon Mothers.