Blog

¡Bienvenidas al trabajo del alma del Año de la Anciana Bruja!

This post is also available in: en fr it de pt-br pt-pt es

Print Friendly, PDF & Email

The Crone Year 2019

Para muchas de nosotras, las energías de la Hechicera del año pasado fueron desafiantes y disruptivas, especialmente en las relaciones, pero todas las disputas, las rupturas y las discusiones que experimentamos no trataban sobre la situación o la gente, sino sobre NOSOTRAS, nuestras inseguridades., nuestra falta de estar centradas, nuestra falta de autoestima y autoaceptación. Se dice que lo que no podemos manejar en otros son patrones que no podemos aceptar dentro de nosotras mismas.

El Año de la Anciana Bruja es un año de energías más suaves, de descanso y restauración, pero hay un profundo despertar que ocurre en la oscuridad si estamos dispuestas a abrirnos a él y fluir con él.

El regalo de la Anciana Bruja es:
PERDÓN.

El Año de la Anciana Bruja es el año para dejar de lado todas las emociones asociadas, sentimientos, juicio y culpa creados por nuestras disputas. Se trata de tener empatía por ambos lados, sin juicio ni emoción, y sobre liberar los patrones de pensamiento repetitivos a la oscuridad y no traerlos de vuelta a la luz de nuestro mundo mental.

El regalo de la Anciana Bruja es:
Ella nunca juzga.

Nunca podemos conocer todo el trasfondo de los pensamientos y patrones de una persona, por lo que nunca podemos juzgar realmente el comportamiento de una persona. Es este permiso lo que trae el regalo de perdón de la Anciana Bruja.

Nuestro Tiempo de la Anciana Bruja:

Piensa en cómo somos en nuestro tiempo de la Anciana Bruja (nuestra menstruación). No tenemos energía para luchar o para molestarnos con las heridas y amenazas percibidas que parecían ser tan importantes en nuestra fase pre-menstrual / de la Hechicera. No tenemos el impulso ni la motivación para hacer cambios, y ciertamente no tenemos la energía para sentirnos molestas emocionalmente. Naturalmente decimos «lo que sea», y nos retiramos, y dejamos ir.

El regalo de la Anciana Bruja es:
Todo lo que se libera a la oscuridad, permanece en la oscuridad – a menos que, por supuesto, lo volvamos a crear en la luz de nuestros pensamientos.

Cada mes, a través de nuestros ciclos, tenemos la oportunidad durante la menstruación de reflexionar sobre una situación sin molestias emocionales. Estamos empoderadas para ver la verdad, con empatía por ambos lados, sin que nuestras emociones y nuestro ego empañen nuestra percepción. Y también tenemos la poderosa oportunidad de dejar nuestras viejas emociones en la oscuridad. Todas tenemos este don, pero ¿qué hacemos muchas de nosotras? Cuando comenzamos a entrar en la luz de la fase de preovulación / Doncella, reconstruimos los patrones de pensamiento nuevamente y nuestro ego y nuestras emociones recrean la ira, el dolor y el juicio. Perdemos la resolución que encontramos en la fase de la Anciana Bruja, y luego perdemos la capacidad de construir una nueva relación basada en el amor y el perdón. En esta situación, nadie gana, y ambas partes continúan sufriendo y sintiendo dolor y sufrimiento.

 

Aceptando la sanación profunda del Año de la Anciana Bruja:

Este año tenemos todo un año influenciado por las energías de la Anciana Bruja.

Este es verdaderamente un increíble AÑO DE PERDÓN. Es un año para dejar ir las heridas más profundas y antiguas que dominan nuestros comportamientos y visión del mundo, para encontrar resolución interna a los conflictos y para cambiar a nivel del alma para que podamos dejar el pasado atrás y crear nuevas relaciones que nos apoyen. El trabajo que hacemos en el Año de la Anciana Bruja sobre el perdón está respaldado por la misma Anciana Bruja, por lo que perdonamos con facilidad y cambiamos sin esfuerzo.

Entonces, ¿cuál es nuestro trabajo del Año de la Anciana Bruja?

Descansar en la oscuridad y …

  1. Ver el patrón que creó el problema.
  2. Aceptarnos a nosotras mismas y la situación sin juicio.
  3. Saber que las emociones asociadas son sostenidas por la Anciana Bruja.
  4. Perdónanos a nosotras mismas, reconociendo que nos comportamos de la única manera que podíamos comportarnos en ese momento.
  5. Perdonar a los demás, reconociendo que se comportaron de la única manera que podían basándose en sus patrones.
  6. Comunicarnos con las personas, sin la expectativa de su perdón, para ofrecernos a construir una nueva relación.
  7. Si la oferta es rechazada, dar la relación a la Anciana Bruja para sanar.

El resultado es que transitamos la vida un poco más ligeras y nos liberamos de tener que volver a vivir el patrón. ¿Cuántas veces nos hemos alejado de una relación solo para encontrar el mismo patrón repetido con otra persona? Cuando perdonamos y olvidamos, ya no llamamos el patrón a nuestras vidas.

Entonces, en este año de la Anciana Bruja, descansa y reflexiona sobre tus disputas de mucho tiempo: sobre las personas de las que te has desconectado, sobre las personas que te han lastimado de alguna manera y sobre las personas a las que has lastimado. Transfórmate en el perdón de la Anciana Bruja y ve esta transformación reflejada en el mundo que te rodea.

This post is also available in: en fr it de pt-br pt-pt es