Blog

Despertando nuestra sexualidad sagrada el centro de la Magdalena


Print Friendly, PDF & Email

Nuestra “auténtica feminidad” se refiere a las energías femeninas con las que hemos nacido, antes de que los condicionantes impuestos por nuestra educación y la sociedad la entierren bajo capas de restricciones y expectativas. Este es el diseño original de nuestra sexualidad sagrada, el ritmo que fluye de nuestra energía femenina y alma femenina, la cual descansa dentro del centro energético del útero. En la Bendición de Útero le llamamos a este centro el centro del Caldero o el Centro de la Magdalena.

Nuestra sexualidad sagrada está compuesta de nuestras energías y arquetipos femeninos – esto son símbolos y energías universales que las mujeres encarnan, independientemente de la cultura, lengua o espiritualidad. Muchas mujeres no se dan cuenta de la importancia de que su centro de la Magdalena es el centro de su alma femenina, la fuente de su poder y la expresión de la espiritualidad de su alma en el mundo. Cada una de las cuatro energías que encarnamos, contienen distintos niveles de consciencia, distintas energías creativas, distintas energías sexuales y espirituales, y si somos Mujeres Cíclicas – mujeres con un ciclo menstrual – cada mes bailamos un bello sendero desde el Cosmos hasta el mundo, desde el alma hasta lo sensual, y desde la Madre Divina hasta la Madre Tierra. Si ya no tenemos un ciclo físico podemos seguir bailando este sendero al ritmo de la Luna. Tristemente, muchas mujeres están desconectadas de su centro de la Magdalena. Ya tengan su ciclo o no, ya tengan útero o no, el deseo de tener hijos o no, el centro de la Magdalena afecta a sus vidas. En la Bendición de Útero activamos los tres principales centros energéticos femeninos – incluyendo el centro de la Magdalena – para ayudar a las mujeres a reconectarse con los aspectos de su auténtica feminidad y sexualidad sagrada que han quedado latentes o reprimidos. La Bendición de Útero es un sendero de retorno a la unidad, un sendero de recordar lo que representa ser femenina y un sendero de despertar nuestra auténtica feminidad en todas sus formas, viviendo una vida consciente plenamente femenina.

Traducción: Carmen Belmonte y Mercè Cando. Corrección y revisión: Mercè Cando/Isabella Magdala®

 

Una chica joven se acercó al pozo donde la Magdalena estaba cogiendo agua para su madre.

“Señora” dijo mientras veía el bello cabello trenzado de la Magdalena “cómo puedo tener un cabello como el suyo?”

“Ah, niña” dijo ella sonriendo “no puedes peinarte tu propio cabello; pídele a otra mujer que lo haga, y luego tú la peinas a ella”.

 

La Bendición de Útero no es sólo llevar nuestra sexualidad sagrada al mundo, es también una ayuda para que las mujeres despierten la suya. Cada Bendición Mundial del Útero es tanto un regalo de la energía Sagrada Femenina para ayudar a despertar aspectos de nuestra auténtica feminidad como un regalo para que podamos compartir con todas las demás mujeres.

Sabemos cuándo estamos viviendo acorde con nuestra sexualidad sagrada porque nos sentimos centradas y empoderadas, nos sentimos amorosas y cariñosas, nos sentimos creativas e inspiradas, dinámicas y receptivas, espirituales y sexys y sentimos que nuestra alma y nuestro cuerpo están en armonía. El mundo es un lugar masculino que, a través de sus presiones, estrés y expectativas nos desconecta regularmente del centro de la Magdalena, nuestra alma y nuestra sacralidad. La Bendición de Útero nos ofrece un santuario femenino, la oportunidad de sentarnos por un momento en presencia de lo Sagrado Femenino, y sentir y reconocer nuestra sacralidad y nuestra auténtica naturaleza femenina.

Para recibir la Bendición Mundial del Útero

> www.wombblessing.com

 

Para información de los talleres de Bendición de Útero ver:

www.wombblessing.com/calendar.html

www.wombblessing.com/eng-workshops.html